Morada, Guadalajara
Aguas Residuales

Aguas Residuales

su manejo y tratamiento son factores clave de sustentabilidad

Partiendo de que sólo el .007% del agua existente en nuestro planeta es potable o para consumo humano y que esa cantidad de agua se reduce año con año, es importante preguntarse ¿qué podemos hacer para cuidarla?

En Morada® somos conscientes de esa necesidad y del valor de tan preciado liquido, del agua depende la vida en nuestro planeta y es nuestra responsabilidad difundir la importancia de cuidarla ya que es un patrimonio invaluable y de ella depende tu futuro y el de tu familia.

Autora: María del Mar Varela Ferrer

Problemática

Más de mil cien millones de personas en el mundo carecen de acceso directo a fuentes de agua potable. Millones de mujeres y niños tienen que caminar más de 10 kilómetros diarios para conseguir agua potable y la falta de ésta causa la muerte de 4500 niños por día en países en desarrollo.

Más de dos tercios del agua que consumimos en nuestros hogares se utiliza en el baño. Por ejemplo: la descarga de un inodoro consume entre 7.5 y 26.5 litros de agua y un baño de tan sólo cinco minutos requiere de entre 95 y 190 litros de agua.

En la actualidad no estamos preparados para manejar las aguas residuales domésticas, éstas se conducen al sistema de drenaje municipal (cuando es posible). En donde no existe red sanitaria se construyen pozos de absorción que conducen las aguas residuales a los mantos freáticos, generando con el tiempo importantes focos de contaminación. En promedio se pierden más de 210 litros por persona al día de aguas residuales que de manera descontrolada y sin tratamiento alguno van a dar a los ríos.

Consideramos aguas grises a aquellas que provienen de los lavabos, fregaderos y regaderas. Estas aguas pueden ser tratadas y reutilizadas, reduciendo de manera considerable el consumo de agua potable y logrando un uso más eficiente. En cambio las aguas negras son aquellas que provienen del WC, que también pueden ser tratadas; evitando un impacto nocivo al medio ambiente, ya que no habría propagación de enfermedades infecciosas y se disminuiría la carga de materia orgánica a los mantos acuíferos.

El tratamiento de aguas residuales se puede dividir en cuatro etapas:

  • Tratamiento preliminar: es aquel destinado a la eliminación de residuos fácilmente separables.
  • Tratamiento primario: comprende procesos de sedimentación y tamizado.
  • Tratamiento secundario: comprende procesos biológicos aeróbicos y anaeróbicos y físico – químicos para reducir la mayor parte de desechos.
  • Tratamiento terciario o avanzado: dirigido a la reducción final de desechos, contaminantes químicos y eliminación de parásitos y patógenos.

Hoy en día nadie duda de la necesidad de reducir el consumo de agua y de la necesidad de reutilizar el agua que sale de nuestras casas en forma de aguas grises o negras. Pero al momento de construir nuestra vivienda, se piensa poco en la disposición de las aguas residuales, la instalación de sistemas de tratamiento deben de contemplar la eficacia de la depuración, las necesidades particulares del usuario, el costo, el mantenimiento y el reúso.

Un ejemplo es la fosa séptica cuyo objetivo es liberar de contaminación los mantos freáticos evitando la infiltración de contaminantes. El modelo más efectivo es el tanque de tres cámaras cuyo tratamiento de aguas lleva un proceso.

aguas_residuales_06Efectos del mal manejo de aguas residuales.Carencia de infraestructura para el manejo de aguas residuales.Plantas de tratamiento de aguas residuales.aguas_residuales_05

La primera es una cámara de sedimentación que funge como trampa de grasas, después el agua pasa a una segunda cámara con condiciones anaeróbicas en donde se disuelve la carga orgánica. La tercera y última cámara es la que funge como sedimentador secundario para clarificar el agua antes de ser dispuesta en un campo de oxidación.

Nuestras actividades diarias producen residuos que contaminan el agua modificando sus condiciones naturales y dejándola inservible para muchos de sus usos.

Datos cotidianos:

  • Se necesitan 2.7 litros de agua para producir tan sólo 1 litro de Coca Cola
  • Si dejamos una llave goteando, ¡en un día podemos desperdiciar hasta 75 litros de agua!

Bibliografía:

¿Quieres Construir tu casa en guadalajara?